Una voz me acaricia

Posted on 2 enero, 2011

0


 

Una voz me acaricia

y en lo etéreo me hace el amor,

Con la concupiscencia de mi instinto

Y lo fálico de mi ego.

Dejo que las endorfinas me lleven

y mi mismo cuerpo me drogue,

Tan solo para pensar que siento.

 

No puedo creer que aun seas tú!

Ángel caído en Quito

entre murmullos de tarde agitada,

Me dejaste con frio en los huesos

Y los celos de los amores que llegaron.

Podrías ser solo una simple forma

en lo infinito de las formas.

O solo una forma bella

que engendré desde la placenta,

Para no sentirme solo y enloquecer…

 

O tal vez un sueño de locos sin fin,

Entre un tip y tap de lo invisible,

Tan juntitos todos en mi mismo ser,

Que pretenden ser quienes me han soñado.

Vincenzo De Alba

Quito – Ecuador

Anuncios
Etiquetado: